30/10/2013
PROYECTO “Alimentando Esperanzas” - Potenciar Comunidades

La RED conformada por: Banco de Alimentos Tandil, CONIN, Centro “Crecer Juntos” y el ISER (Instituto Superior de Formación Docente y Técnica Nº 10), tiene la intención de abordar, conjuntamente, la problemática de la desnutrición infantil de la ciudad de Tandil.

El objetivo general es prevenir la malnutrición por carencia y la desnutrición en niños de 0 a 5 años y embarazadas. El desarrollo del proyecto se basa en el abordaje de la problemática desde distintos objetivos:
Generar conocimientos que mejoren la elección y preparación de los alimentos.
Promover la incorporación de hábitos nutricionales saludables.
Promover la correcta manipulación e higiene de los alimentos
Generar un espacio de integración e intercambio de experiencias.
Promover la inserción al mercado laboral

Entrevista a Mario Bañiles, Director Ejecutivo de Fundación Banco de Alimentos de Tandil:

1- ¿En qué año comenzaron a trabajar y por qué?
El Banco de Alimentos de Tandil, comenzó a funcionar el 18 de mayo de 2002, luego de la crisis de fines del año 2001. La delicada situación de una gran parte de la población, llevo a que vecinos se organicen y ver como hacían para aliviar la carga de los que no tenían asegurada si alimentación.

2- ¿Cuáles son los principales logros alcanzados?
Se logró distribuir en promedio 30.000 kilos de alimentos mensuales.
Se logró armar una red de 121 instituciones que brindan alimentación en Tandil y la zona.
Se logró armar una cadena de valor solidario en el sector agropecuario para transformar donaciones de productos primarios en alimentos para la mesa de las instituciones que brindan alimentación a quienes lo necesitan.
Se logró impulsar junto a otros Bancos de Alimentos del país la Red Argentina de Bancos de Alimentos y a través de la misma, ser miembros fundadores de la Global Food Banking.
Se logró mejorar el aprovechamiento de los diminutos presupuestos delas instituciones que retiran alimentos del Banco de Alimentos.
Se logró construir un depósito propio y otras instalaciones.

3- ¿Cuáles los principales desafíos y oportunidades actuales y de qué modo los están abordando?
Aumentarla cantidad y variedad de alimentos que brindamos a las instituciones que trabajan con nosotros en la alimentación de los sectores vulnerables. La manera en la cual lo estamos abordando es generando nuevos contactos en empresas alimenticias, difundiendo nuestra actividad a la comunidad.

4- ¿Qué proyecto están llevando adelante junto a Potenciar Comunidades? ¿Qué avances y resultados están obteniendo?
Estamos trabajando en red con CONIN y el Instituto de Educación Superior Nº 10 de Tandil (ISER) en el proyecto “Alimentando Esperanzas” que fue seleccionado a fines del 2012 luego de realizar la primera etapa de su capacitación.
Gracias a la puesta en marcha de este proyecto, hemos logrado contactarnos con la UNICEN, facultad de Veterinarias, departamento de Bromatología de la carrera de Tecnología de los Alimentos, para presentar en una convocatoria por parte del Ministerio de Educación de la Nación, el mismo proyecto pero sumando a alumnos de esta carrera.
También nos hemos contactado con personal del Banco Francés, que también se vieron muy interesados en poder presentar este proyecto.
Todas estas son posibilidades de poder seguir financiando nuestro proyecto los años siguientes.
Otro avance importante fue poder realizar diferentes capacitaciones en AEDROS, tanto personal del BAT como de CONIN para pensar formas de financiamiento del proyecto el año que viene y de ahí en adelante.

5- ¿Qué beneficios, oportunidades y dificultades encuentran de trabajar junto a otros en proyectos específicos? (red)
La mayoría son beneficios. Permite poder potenciar cada una de las instituciones frente a un objetivo en común. Da lugar al debate y comunicación entre cada integrante de la Red para compartir experiencias y beneficiarse mutuamente.
Las oportunidades que se han presentado fueron las expuestas anteriormente, además de participar y ejecutar en conjunto eventos que benefician a todas las instituciones de la red.
La mayoría de las dificultades están relacionadas a los inconvenientes que se presentan a la hora de poder realizar reuniones entre las personas que componen los equipos que trabajan en el desarrollo del taller de cocina, que es en lo que se basa el proyecto. El poder ponerse de acuerdo y trabajar en un objetivo común generalmente lleva bastante tiempo sobre todo si son varias las personas que deben participar de las decisiones.

6- ¿Qué aportó Potenciar Comunidades al trabajo que realizan?
Aportó, no sólo la incorporación de nuevos conocimientos indispensables para el desarrollo y presentación de proyectos, sino también la posibilidad de poder intercambiar experiencias entre diferentes ong’s, este tipo de intercambios enriquecen significativamente a cada institución y nos permiten visualizar y evaluar en qué situación nos encontramos para decidir y poner en acción nuevas propuestas, programas o incluso proyectos.
Además nos permitió generar nuevos lazos con otras instituciones fuera de la red y poder pensar en nuevas capacitaciones que se relacionen al crecimiento de cada ong en particular y de la red en general. Un ejemplo de esto fue el contacto que se logró a través de Potenciar Comunidad, con la UNICEN

7- ¿Qué otro comentario, opinión o información que desea incorporar?
Particularmente considero que este tipo de capacitaciones nos ayudan a poder realizar una evaluación crítica del trabajo que venimos haciendo y en función de eso poder pensar, diseñar y elaborar nuevas propuestas para el crecimiento y desarrollo de nuestra ONG. Generalmente, más allá de los nuevos conocimientos que uno puede incorporar, este tipo de reuniones nos lleva a poder pensar de forma más amplia, más a largo plazo y nos da un “empujón”para incorporar nuevas herramientas que parecían imposibles de llevar a la práctica.