10/09/2014
TESTIMONIO BENEFICIARIOS: ESCUELA 31

Soy Marcela Balderrama y ayudo a Josefa Rulín que es la Directora de la Escuela Nº 31. Soy una simple ayudante y colaboradora desde afuera, con donaciones, haciendo movimientos y cosas que Josefa no puede hacer por los horarios de la escuela. Me encargo de venir hasta el Banco de Alimentos, hacer el pedido y llevar esos alimentos al establecimiento.
En cuanto a lo que significa para nosotros el Banco de Alimentos, es una ayuda realmente necesaria y buenísima, porque lo que nos llega es muy poco y a la comunidad de la escuela tampoco se le puede pedir mucho. Entonces todo lo que se pueda hacer se maneja desde afuera y viene bien, tenemos una matrícula de 42 chicos que meriendan de lunes a viernes.
Lo que mas les gusta a los chicos son las golosinas y chocolates pero bueno la directora maneja esta situación muy medida ya que son chicos que vienen de Granja Los Pibes y quizás ahí también se les da.
Lo que mas retiramos del Banco son aguas saborizadas ya que el agua de la escuela no es potable, y viene bárbaro la ayuda, lo mismo si hay infusiones, azúcar y cosas para merienda; cuando hay galletitas es buenísimo porque si no siempre es pan, a pesar de que hay panaderías que nos donan también facturas…y el consejo manda el pan y mermelada, es importante para variarles la merienda.
Me parece buenísima la obra y la gente que trabaja acá siempre está a disposición y bueno, ojala se pueda seguir trabajando así. Gracias!