¿A quién ayudamos?

El BAT propone dar un destino de alto significado social a las donaciones, acercándolas a las personas que padecen hambre por no poder procurarse alimentos por sus propios medios.

El Banco de alimentos provee gran variedad de alimentos nutritivos a las entidades asociadas: comedores escolares, hogares de niños y ancianos y –en general- a todo tipo de instituciones de bien común que cuenten con personería jurídica y deseen asociarse al proyecto.

Seguimiento: para asegurar la transparencia y eficiencia de la gestión, no se entregan alimentos a personas en forma individual, sólo las organizaciones pueden recibir donaciones. La distribución de alimentos está estrictamente supervisada para que éstos lleguen a sus destinatarios en condiciones adecuadas. A tal fin, se implementa una cuidadosa rutina de visitas a las entidades para asegurar que se respetan las normas básicas de higiene y se de un buen uso a las donaciones.