¿A quién ayudamos?

El BAT propone dar un destino de alto significado social a las donaciones, acercándolas a las personas que padecen hambre por no poder procurarse alimentos por sus propios medios.

El Banco de alimentos provee gran variedad de alimentos nutritivos a las entidades asociadas: comedores escolares, hogares de niños y ancianos y –en general- a todo tipo de instituciones de bien común que cuenten con personería jurídica y deseen asociarse al proyecto.

Seguimiento: para asegurar la transparencia y eficiencia de la gestión, no se entregan alimentos a personas en forma individual, sólo las organizaciones pueden recibir donaciones. La distribución de alimentos está estrictamente supervisada para que éstos lleguen a sus destinatarios en condiciones adecuadas. A tal fin, se implementa una cuidadosa rutina de visitas a las entidades para asegurar que se respetan las normas básicas de higiene y se de un buen uso a las donaciones.

 

ENCUESTA DE PERCEPCIÓN: RESULTADOS 2012

Gracias a la colaboración de la Consultora Datamática- a través de la donación de sus servicios- se realizó mediante plataforma digital la Encuesta Nacional 2012, a una muestra representativa de las organizaciones asociadas a los Bancos de Alimentos del país, con intención de conocer detalladamente en qué situación se encuentran y optimizar la labor para satisfacer sus necesidades .
Cantidad de encuestas relevadas de Tandil: 52 entidades.
Algunas de las conclusiones más importantes a nivel local fueron las siguientes:
• El 91% de las entidades se encuentra en zona urbana, mientras que el 9% restante se ubica en zonas rurales.
• El 67 % de las personas que asisten a nuestras entidades son niños y adolescentes menores de 17 años.
• Entre los problemas que más afectan a las familias se destacan las siguientes dos problemáticas: la falta de vivienda o malas condiciones de la misma con un 29,7% y el desempleo con un 25,7 %.
• Respecto al principal servicio que brindan nuestras entidades, predominan la entrega de bolsones con un 15,2 %, merenderos con igual porcentaje, hogares con un 12,1%, tanto centro de día para niños como Jardines de infantes y maternal y comedores representan el 9,1 % cada uno. Estos son algunos de los que encabezan una lista más amplia de gran importancia.
• El 67% de las entidades brinda la merienda, el 52% el desayuno, el 42% da almuerzo y el 21 % la cena. El 18 % restante brinda algún otro tipo de comida.
• El 55% de las entidades puede planificar el menú semanalmente, el 31 % diariamente, el 10 % mensualmente y un 3% manifestó no poder planificarlo, dependiendo de los recursos disponibles en el día.
• El 50 % puede brindar comida todos los días de la semana.
• Desde principio de año a la fecha, el 64,5 % de las entidades afirma que la cantidad de beneficiarios ha aumentado y, ante este incremento, el 89% pudo dar respuesta. Del 11 % que no pudo dar respuesta al aumento, el 58 % expresó que el motivo fue la falta de alimentos.
• Entre los alimentos que más necesitan las entidades se destacan: la leche con un 6,8%, azúcar y galletitas con un 6,5 % cada uno, postres/ cosas dulces y aceite con un 6,2 % para cada grupo de alimentos.
• Entre los alimentos que reciben del Banco de Alimentos se destacan: el azúcar con un 10, 6%, fideos 9,6 %, harina y aceite con un 9,3%, arroz 8,9% y enlatados 8,3 %.
• El 90,9 % de las entidades recibe alimentos del Banco de Alimentos todos los meses y el 9,1% cada dos meses.
• Las donaciones recibidas por el Banco de Alimentos permiten, en un 96% ampliar la variedad de alimentos servidos, en un 88 % mejorar la calidad nutricional de los alimentos servidos, en un 79 % asistir a una mayor cantidad de personas, en un 69 % ofrecer raciones de comida mas grande, en un 47% ofrecer otros servicios no alimentarios, y mejorar su infraestructura/ equipamiento y ofrecer más comidas en el día en un 38% y 36% respectivamente.
• El 81 % de las entidades encuestadas manifiesta estar muy conforme con las donaciones del Banco de Alimentos y conforme el 19 % restante.